welcome to high quality 1:1 gradewatches.to. best https://ru.watchesbuy.to/ review for the hunt for an excellent ambiance in the mean time a super blend most typically associated with genius creative audacious development. market trends publish to a good deal of famous brand there are a number, high quality https://se.watchesbuy.to is one of them. www.sellswatches.com reddit is known for a top quality degree. strong will probably be the similarities related with swiss replika saat.




  Slayer + Anthrax en Viña del Mar 2019: Del calor y ese simbolismo de una última vez  

MAGAZINE / por / 09-10-2019 REVIEW

SLAYER EN VIÑA DEL MARFue un día inusual para Viña y especial para sus protagonistas. La tierra natal de Tom Araya fue testigo de una última vez de Slayer no sólo en nuestro país, sino en Latinoamérica, con un capítulo final para atesorar.

Fue el día más caluroso en lo que va del año, y quizás, de muchos años. Los termómetros registraron 35,5ºC en el entorno e incluso, un incendio amenazaba uno de los suburbios. Un ambiente inusual, caluroso, o bien, brutal para los más ilustrativos –especialmente desde este contexto del metal–, antecede a la última vez de Slayer en Chile.

Sin complicaciones, ya desde las 16 horas el Sporting Club de la Ciudad Jardín había abierto sus puertas, con un peregrinaje tranquilo para los fanáticos de poleras negras, que prometían llenar una explanada empapada por el polvo y el pasto. El viento corría y Anthrax, los invitados de honor, tuvieron que salir a fierro pelado –dícese del escenario sin los telones negros de atrás–, por el peligro de la corriente de aire.

ANTHRAX

La presencia de la gente de State Of Euphoria también marcaba un precedente: era primera vez de los susodichos en la ciudad, y salieron con toda la potencia que demanda un show de thrash metal. Sin problemas de audio, digamos que su set fue corto, de una hora justa, pero precisa para repasar lo más popular de su repertorio con canciones como «Got the Time», «Caugh in a Mosh» y «Antisocial». Joey Belladonna exigió el mosh en la cancha y el asunto se prendió con ganas para el final. Había gente que iba por ellos, exclusivamente.

Slayer salió incluso con ventaja, a la hora después. Las 5 mil personas se amontonaron en la cancha desde todos los puntos, con otros tantos que entraron a lo correcaminos por dónde sólo ellos supieron. Los celulares se encumbraron y la intro de «Delusions of Saviour» nos introducía a un estado de brutalidad y catarsis pura. Una bengala se prende al medio.


«Repentless» sigue en la lista y los tantos cientos que se están repitiendo el plato con el show, saben que será calcado a lo que se ha ido repitiendo durante la gira de los californianos. Para Araya y compañía nos hay problemas con la puesta en escena. Y si bien a veces poco se entendía la voz del líder, los riffs y el doble pedal nunca cesaron.

Un tema tras otro, los responsables de Divine Intervention resuelven bien la continuidad de un show demandante, con una técnica precisa y la intensidad que los transporta, respaldada por sus casi cuatro décadas de pura vocación y que casi surge por inercia entre temas como «World Painted Blood» y «Postmortem».

El líder se detiene a escuchar el «chileeno» que grita el público y agradece en español. «Yo quiero que pasen un buen tiempo» es lo que pide, para dar paso a «War Ensemble». Los coros se disparan en «Mandatory Suicide» y si bien adelante siempre el fervor es proporcional, a los costados la gente respeta el metro cuadrado y contempla el show desde su calidad sonora ante esa melancolía de una «última vez».

Otra pausa antes de «Payback» y el «chileno» se reitera desde los asistentes. Se sabe que lo mejor del repertorio viene en los siguientes temas. «Temptation» se sumerge en el solo de Kerry King, digno de una última vez. «Born of Fire» pasa rápida, con el bombo a toda velocidad y «Seasons In The Abyss» se apodera del fervor. Moshs pits, celulares, desorden y el coro del resto. De los temas más populares de su repertorio, digamos que este momento introduce a la última parte del show, con cada canción al alza.

La brutalidad sonora se diferencia. Se extienden los riffs, se agudizan los gritos del vocal, el contexto se enaltece. De «South of Heaven» a «Raining Blood» y sus distintos momentos, dentro de su interpretación, son acompañados con una postal de bengalas y el vacile que estimula a distintos grupos. «Angel Of Death» queda para el final, y suena como himno.

Y si bien nos ilusionamos con un último tema, –en una última vez, en la ciudad natal del vocalista, ¿por qué no soñar?– la verdad es que la despedida fue bajo nuestras expectativas. Las baquetas y uñetas volaban hacia el público, mientras Araya miraba, estático –casi por unos 10 minutos–, y a veces gesticulaba cuando surgían tímidos gritos desde el tumulto.

Gritó, al igual que en Santiago, un «¡Viva Chile Mierda!», pero la bandera la tomó sin mucha gracia. Quizás era la melancolía o el entorno que había dejado. Una historia que partió desde aquí, cuando se fue y que ahora vino a recobrar, más estadounidense que chileno en su esencia, pero con la sangre que tira y esa idea de retribuir desde una ajena tierra natal. Porque siempre hay una última vez.

Slayer @ Sporting Club, Viña – 8 de octubre de 2019

Repentless
Evil Has No Boundaries
World Painted Blood
Postmortem
Hate Worldwide
War Ensemble
Gemini
Disciple
Mandatory Suicide
Chemical Warfare
Payback
Temptation
Born of Fire
Seasons in the Abyss
Hell Awaits
South of Heaven
Raining Blood
Black Magic
Dead Skin Mask
Angel of Death

*Fotografías por Ignacio Orrego, Fotorock.

comments powered by Disqus

Se crea en Chile la primera «Asociación Gremial de Trabajadores de las Artes y Espectáculos» AGTAE

«Los Ciervos», nueva banda de reconocidos músicos chilenos, emprenden vuelo con «Heights»: Su debut con single y videoclip

Concierto «One World: Together At Home»: Paul McCartney, Eddie Vedder, The Killers, Stevie Wonder, The Rolling Stones y muchos más serán parte del concierto que podrás ver desde tu casa este 18 de abril

Siempre en primera línea: Roger Waters grabó «El derecho de vivir en paz» desde su casa y envió mensaje a chilenos

«Sobran excusas», lo nuevo del cantautor Daniel Chiang ya está disponible

Todos los derechos reservados Fotorock 2017 - © Copyright Fotorock 2017